Posted on 7 Nov in Destacado, Noticias | 0 comments

bazar-invedin-rd

Con un bazar que ofrecerá bisutería, comida típica y ropa. El dinero de las entradas será destinado al subsidio de consultas clínicas y becas educativas para niños que padecen alteraciones cognoscitivas, conductuales y socio-emocionales.

El Instituto Venezolano para el Desarrollo Integral del Niño (Invedin) celebra la edición número 39 de su bazar navideño, una oportunidad para adquirir los regalos decembrinos y colaborar con la labor de esta institución que brinda atención médica y educativa a niños con alteraciones cognoscitivas, conductuales y socio-emocionales.

Diversos estilos de ropa, bisutería y comida típica serán las grandes áreas que ofrecerá el bazar, el cual se realizará del 11 al 13 de noviembre en el Urban Cuplé, ubicado en el Centro Comercial Ciudad Tamanaco, Caracas. Las entradas que tienen un costo de Bs.1500 serán válidas para los tres días del evento y servirán para subsidiar las consultas clínicas y becas educativas de infantes y jóvenes.

Entre las ofertas dulces, se podrá degustar los bombones de la chocolatería de Invedin, un proyecto de autogestión que cuenta con la participación de madres, docentes y niños que hacen vida en la institución. La iniciativa fue lanzada en 2015 y uno de sus objetivos es capacitar a jóvenes y adultos con discapacidad intelectual en el área de chocolatería para que incursionen en el mercado laboral.

¿Quieres más información sobre el Gran Bazar e Invedin? ¡No te pierdas este video!

Más que un bazar

Mónica Castro, directora ejecutiva de Invedin afirma que alrededor del 60% del presupuesto para los subsidios proviene de los eventos de recaudación y el bazar, el cual es el más antiguo, organizado por una asociación sin fines de lucro en Venezuela.

El instituto cuenta con el Centro de Diagnóstico y Tratamiento, donde niños y jóvenes desde 0 a 18 años reciben terapias de acuerdo a su condición. En este sentido Castro indica que en 2015 el 60% de los infantes atendidos padecían Trastornos del espectro autista (TEA) y una importante cifra de esta población sufría violencia intrafamiliar. También destacaron niños y jóvenes con condiciones emocionales particulares como ansiedad, depresión y estrés. El Déficit de Atención e Hiperactividad, dificultades en el aprendizaje y trastornos del lenguaje son otras de las alteraciones más recurrentes.

Al respecto, la también psicóloga comenta que resaltan casos de familias con problemas multifactoriales, por lo que se realizan terapias con todos los miembros para atacar causas. Además, Invedin cuenta con un equipo de trabajadores sociales que generan redes de apoyo en  la búsqueda de soluciones para las diferentes áreas.

Pese a que el valor de las consultas es subsidiado, la institución ha generado el programa “Corazones blancos” para asistir a aquellas personas que no pueden cubrir los costos. Este proyecto tiene dos vertientes, uno para generar becas que son de apoyo porcentual y Proyecto Caracas, subsidiado por empresas privadas.

En cuanto al sector académico, Invedin tiene el Centro de Educación Especial, en el que se ofrece educación integral a niños y jóvenes con discapacidad cognitiva en edades comprendidas entre 3 y 25 años. Aunado a este espacio, el organismo posee un Centro de Formación y Capacitación para profesionales en las áreas de neurodesarrollo, psiqutría y educación especial, y un diplomado en desarrollo infantil.

También la promueve la inserción al mercado laboral de personas con algún tipo de alteración en el desarrollo, mediante un centro especializado que mantiene alianzas con importantes empresas como Johnson & Johnson.

Con estos programas Invedin ayuda a que niños y jóvenes superen su alteración en el desarrollo. Para obtener resultados alentadores en el menor tiempo posible, Castro recomienda la “intervención temprana, pues a medida de que el niño tenga menos edad, se garantizará significativamente su avance. Somos grandes creyentes de la esperanza, nuestra meta es brindar la mejor atención a las dificultades de los pequeños”.