Posted on 1 Mar in Noticias

Por Lilian Quevedo Psicólogo de INVEDIN

La interrupción de la rutina diaria, el acudir a lugares desconocidos, tener la casa llena de ruido y gente, entre otros pueden suponer para el niño un exceso de estrés.

Estas indicaciones giran alrededor de la importancia de una planificación previa, ya sea explicando al niño lo que se encontrará los próximos días, hablando con los familiares para que tengan en cuenta las necesidades del pequeño, etc. En todo caso, la preparación del niño es la clave.

1. Reduzca el estrés

Trate de encontrar la mejor manera de reducir el estrés tanto para su hijo como para usted. Planifique con tranquilidad el día a día y asegúrese de que en su casa haya espacios que permitan la relajación. Recuerde que su hijo se ve influenciado por su estado de ánimo, y por lo tanto, cuanto menos estrés tenga usted, menos tendrá él.

2. Pida ayuda

Es posible que los amigos y la familia no sepan cómo actuar y dar apoyo a menos que se los pida. Deles una lista de las cosas que pueden hacer para darle apoyo; desde cuidar a su hijo con autismo mientras pasa tiempo con sus otros hijos, hasta que le ayuden a preparar el almuerzo o a hacer las compras.

3. Control de los ruidos

Los niños con autismo necesitan protegerse de los ruidos, en momentos de cacerolas es importante explicarles lo que ocurre para que esto sea soportable. A algunos les ayuda producir el sonido o mirar para controlar un poco la sensación desagradable. Si no es este el caso de su hijo, trate de buscar un lugar donde pueda reducir el sonido u opacarlo con música que resulte agradable.

4. Asigne una tarea a su hijo

Asignarles alguna tarea puede ayudar a reducir el nivel de estrés del cambio en la rutina diaria y mantener la mente ocupada. Por ejemplo, organizar los juguetes por categoría, hacer lista de alimentos, organizar zapatos de mamá o papá.

5. Dedique tiempo a su hijo

Es fácil sentirse abrumado con los eventos actuales. Por ello, es aconsejable planificar las actividades de cada día para poder dedicar tiempo a su hijo.

6. Cree un calendario semanal

Imprima un calendario de la semana con actividades y lugares en los que deba estar. Divida las actividades en mañana, tarde, noche, ayudará a su hijo a visualizar la semana.

7. Prepare un “saco de actividades”

Si debe llevarlo al trabajo llévese una bolsa o morral con los objetos con los que a su hijo le gusta jugar; carros, peluches, CDs, libros, etc. Si su hijo se siente sobre estimulado, busque un rincón tranquilo en el que pueda jugar con sus juguetes preferidos.

8. Enséñele fotos

Si a su hijo le gusta mirar fotos, puede ser una buena manera de explicarle los diferentes eventos que tienen lugar en los próximos días.

9. Cree una experiencia alternativa

Se pueden planificar experiencias alternativas, como por ejemplo, juntarse con otros padres con hijos con autismo para conocer sugerencias de vivencias propias.