Posted on 7 Abr in Noticias

Nosotros somos menores de edad,
no votamos pero hacemos vida activa en el país.
Nosotros tenemos capacidad de opinar
sobre todas las situaciones que ocurren
porque también nos afectan.
(una adolescente, 16 años, vive en la Avenida Fuerzas Armadas)

La Red por los Derechos Humanos de Niños, Niñas y Adolescentes (REDHNNA) en vista a los
hechos de violencia ocurridos en algunas zonas de Caracas y otras ciudades del país desde el
mes de febrero del año 2014 ha expresado insistentemente que los niños, niñas y
adolescentes (NNA) no están ajenos a las diversas situaciones que afectan al país. Reciben por
distintas vías mensajes e informaciones, perciben todo lo que ocurre a su alrededor y lo
internalizan. Muchos niños, niñas, adolescentes y sus familias han vivido situaciones de
violencia, tensión y limitaciones para desplazarse libremente a las escuelas y actividades
cotidianas, especialmente en zonas de mucha conflictividad.

Para las organizaciones que integran la REDHNNA es importante reconocer, valorar y
promover el ejercicio de los derechos de participación que consagran la Convención sobre
Derechos del Niño, la Constitución de la República y la LOPNNA y superar los desafíos que
supone el ejercicio de estos derechos. Cuando no se les garantiza a los NNA el ejercicio de sus
derechos a: libertad de pensamiento, opinar y ser oídos, manifestar, asociarse, en buena
medida se les obstaculiza participar y formarse en la vivencia de la democracia. Por ello desde
la creación de la Red asumimos el reto de promover oportunidades y espacios adecuados para
que los NNA puedan expresar libre y abiertamente sus opiniones en todos los asuntos de su
interés de acuerdo a su edad y madurez. Al escuchar y registrar las opiniones y experiencias de
los niños, niñas y adolescentes es fundamental visibilizar sus inquietudes, necesidades,
emociones y propuestas, pues se trata de un sector de la población inusualmente escuchado y
tomando en cuenta, pero que sufre de manera muy especial los efectos de la violencia y
exclusión en la vida social, familiar y comunitaria.

Promover la participación y la opinión de los NNA no sólo busca conocer sus puntos de vista,
se trata de una oportunidad para que los adultos puedan analizar sus conductas y tomar las
mejores decisiones para ofrecerles espacios protectores y de desarrollo. Los momentos de
conflictividad también ofrecen una oportunidad para la formación ciudadana de los NNA que
les permita a los adultos ofrecerles respuestas y orientaciones de acuerdo a lo que ellos
quieren y necesitan conocer. Por tanto, la escucha y la participación de los niños, niñas y
adolescentes no es un acto momentáneo, accidental o manipulado, por el contrario es un
proceso continuo de intercambio y aprendizaje que permite darle contenido y sentido a
valores como el respeto, la tolerancia, la paz y la convivencia.

En este sentido, la REDHNNA ha promovido diversos espacios para que los niños, niñas y
adolescentes puedan expresar sus opiniones sobre la situación de actual conflictividad que
atraviesa el país, considerando relevante visibilizar en este comunicado algunos de sus

testimonios, los cuales evidencian percepciones que están teniendo algunos NNA en la ciudad
de Caracas, con motivo de los hechos que han venido ocurriendo desde el mes febrero de
2014.

A continuación ilustramos, brevemente, en las propias voces de los NNA varias de sus
opiniones:
“Hacer política para mí es lo mismo que ser ciudadano. La política está en el ambiente donde tú estás
viviendo... Tú desde temprano en Venezuela la situación te obliga a ejercer política y a criticar todas las
medidas que están pasando, a través de la política. Yo no comparto esa crítica, que como uno es menor
de edad no puede opinar de política si la situación también me está afectando a mí, y yo puedo y tengo
la suficiente capacidad de discernir sobre lo que pasa en mi alrededor”.
(un adolescente, 17 años, vive en San Bernardino)

“Nosotros somos menores de edad, no votamos pero hacemos vida activa en el país. Nosotros tenemos
capacidad de opinar sobre todas las situaciones que ocurren porque también nos afectan”
(una adolescente, 16 años, vive en la Av. Fuerzas Armadas)

Y les afectan en muchos sentidos porque por ejemplo:
“… a mi el sábado me iban a celebrar el cumpleaños, íbamos a ir al Ávila y ese día hubo otra marcha por
los dos lados y no pudimos hacer nada…”
(una adolescente, 12 años, vive en La Candelaria)

“…yo estoy [duermo] justo pegado en una de esas ventanas y en estos días estaban con las cacerolas y
estaban tirando tiros y tiros y yo me quedé dormido en el piso, mi cuarto es grande y yo me puse pegado
al closet…”
(un niño, 11 años, vive en La Candelaria)

“¿qué es esto? ¿qué hago? Los militares con la roloepistola, pegándole a la gente… así me sentí hoy…”
(un adolescente, 12 años, vive en Prados del Este)

Aportando además diversas reflexiones sobre antecedentes de la crisis actual y sus
manifestaciones:
“…el problema estará ahora pero viene de generaciones atrás, desde la cuarta República. Hay que
darnos cuenta que en los gobiernos anteriores, es cierto que tenían oprimida a la clase obrera…no se
tomaba en cuenta, sólo las clases altas que se tomaba más en cuenta…”
(una adolescente, 16 años, vive en Miraflores)

“…el error está en que aquí cuando una persona piensa diferente, cuando una persona opina algo que a
ti no te parece, estamos acostumbrados a pensar que esa persona no está con nosotros y está contra
nosotros…”
(una adolescente, 16 años, vive en Av. Fuerzas Armadas)

“…cuando no tomamos los problemas que viven otras personas como si fuesen los nuestros, pasan estas
cosas. Que maten a 48 venezolanos al día y nosotros vivamos como si nada, eso es un problema…”
(un adolescente, 17 años, vive en San Bernardino)

“…la libertad de expresión no es solamente que las personas puedan salir a votar 30 veces al año, que
puedas salir a la calle a protestar, libertad de expresión es que tú no sientas miedo de decir lo que
piensas porque el otro te puede agredir…”
(una adolescente, 16 años, vive en Av. Fuerzas Armadas)

“…yo salgo del colegio y para quitarme un teléfono me matan…”
(un adolescente, 16 años, vive en Puente Hierro)

En relación a los hechos recientes manifestaron las siguientes emociones:
“Yo siento impotencia por la impunidad que nos está matando a toditos, porque ver como
si la Constitución te dice que puedes protestar pacíficamente ¿Por qué te van a matar? ”
(un adolescente, 15 años, vive en Los Cortijos)

“Yo me siento decepcionada en el sentido que si porque si yo puedo tener una mente
abierta, y la tengo… ¿por qué no todas las personas pensamos igual? sería muy bueno que
todos tengamos una mente extremadamente abierta y respetuosa”
(una adolescente, 16 años, vive en Av. Las Palmas)

“…yo no tengo plata, yo soy pobre, por Dios… ¿Dónde está la integración social?
Que me denigren a mí por ser opositora… ¿qué es eso?”
(una adolescente, 17 años, vive en Av. Panteón)

“Yo siento mucha incertidumbre por el presente y futuro (…) yo no sé cuando vaya a
buscar cupo en una universidad si lo vaya a encontrar, no sé si puedo salir tranquilamente
mañana con mis amigos al cine porque no sé si me van a robar, me van a matar, no sé si
voy a comer mañana porque no haya comida en algún lugar, no sé si vaya a tener la
oportunidad de algo tan simple como recrearme porque no haya dinero (…) Yo siento que
esto no va a cambiar de un día para otro, y eso es lo que más me duele”
(un adolescente, 17 años, vive en San Bernardino)

“A mí me da miedo salir de mi casa, simplemente (…) tengo miedo que en algún momento
yo me cruce en un disturbio ocasionado ya sea por la parte del oficialismo o de la oposición
y termine herida o mis hermanitas pasen por allí y terminen heridas, eso me da miedo”
(una adolescente, 17 años, vive en Av. Panteón)

Visualizando que las soluciones deben ir en la siguiente línea:
“…los problemas son de todos y les guste o no les guste…todos somos venezolanos… no
somos ni chavistas, ni opositores… y todas las personas tienen que respetarse, iniciar
diálogo y así se inicia un proceso, yo insisto, para una mejor Venezuela… ¿por qué nosotros
en vez de estar todos enfrentados, no podemos sentarnos a dialogar y compartir? (una
adolescente, 16 años, vive en Av. Fuerzas Armadas)

Pues como dijo un niño:

“…para mi la política es el proceso para definir el futuro de nuestro país, si hay una política
horrible, obviamente va a haber un horrible país y si hay una política buena, habrá un buen
país, se supone…” ( 11 años, La Candelaria)

Con base en los testimonios planteados, la REDHNNA considera importante:

1. Reconocer el legítimo derecho a manifestar de forma pacífica y sin armas. La
Convención y la LOPNNA consagran a los NNA el derecho a la manifestación pacífica,
expresando pública y libremente sus opiniones e ideas sobre asuntos de su interés, en
condiciones acordes con su edad y protegiendo su integridad y desarrollo. Sin embargo,
en aplicación del principio del Interés Superior del Niño, el ejercicio de estos derechos de
participación debe ser cumplido con actividades y en espacios en los que sea posible la
manifestación libre, no sujeta a coacciones o a situaciones de riesgo, por lo que debería
evitarse la presencia de niños, niñas y adolescentes en protestas en las que puedan
afrontar situaciones de violencia que pongan en peligro su vida y su integridad personal.
Padres, madres, representantes, maestros, etc. deben analizar con los NNA los
comportamientos más protectores y las consecuencias de sus actuaciones a fin de tomar
decisiones adecuadas en cuanto a cómo manifestarse.

2. Promover espacios de genuina expresión y participación. Los derechos de los NNA a
participar, manifestar, asociarse y expresar su opinión son derechos asociados a su
derecho fundamental de conocer y defender sus derechos, los cuales deben ejercerlos de
forma personal, directa, libre y voluntaria, no sujeta a coacción, injerencias arbitrarias e
ilegales que supongan manipulación, coacción o adoctrinamiento. El Estado, las familias y
la sociedad deben facilitar las condiciones para esta práctica que permita la expresión
genuina, no inducida o impuesta a los niños, niñas y adolescentes.

3. Rechazar toda forma de manipulación de los niños, niñas y adolescentes. Desde el
Estado, las familias y la sociedad se deben respetar las opiniones de los NNA de acuerdo a
su madurez y no se debe forzar, imponer o manipular puntos de vista que no responden a
sus necesidades, capacidades e intereses.

4. Reivindicar a los centros educativos como espacios protectores. La comunidad educativa
debe propiciar espacios y oportunidades para la formación ciudadana, para darle
contenido vivencial a los valores que posibiliten el encuentro, la solidaridad y el respeto a
la diversidad sin discriminación de ninguna índole.

5. Condenar las diversas manifestaciones de violencia que afectan a muchos niños, niñas y
adolescentes. El uso de un discurso violento, un clima de enfrentamiento permanente,
recurrir a la violencia real o simbólica para dirimir conflictos, entre otras acciones,
constituyen una exposición cotidiana y continúa por parte de los adultos hacia los NNA,
que deja un aprendizaje social de miedo, desesperanza, incredulidad en las instituciones
públicas responsables de proteger su vida e integridad, así como, en la posibilidad de una
convivencia democrática.

6. Solicitar al Estado, especialmente al Ministerio del Poder Popular para la Salud adopte
todas las medidas que permita garantizar el derecho a la vida y la salud de las niñas,
niños, adolescentes y embarazadas que viven con distintas condiciones de salud (fibrosis
quística, VIH/SIDA, cáncer, entre otros), a través de la cadena de transporte, distribución y
dotación continua, suficiente y oportuna de medicamentos, insumos y reactivos de
exámenes de laboratorio para el diagnóstico, control y seguimiento en todos los centros
públicos de salud ubicados en cada una de las regiones del país.

7. Exigir que la actuación policial dirigida a NNA cumpla las disposiciones constitucionales
y legales en cuanto a respetar su condición como sujetos plenos de derecho,
asegurando la protección integral y especial por parte de órganos especializados. En
consecuencia, y cumpliendo el mandato legal, la actuación policial en caso de NNA deberá
extremar precauciones para el uso de la fuerza contra mujeres embarazadas, niños, niñas,
adolescentes, adultos y adultas mayores, personas con discapacidad u otros grupos
vulnerables, especialmente en zonas residenciales y adyacencias de centros educativos y
de salud, adoptando los medios de disuasión, protección y control más adecuados de
acuerdo a las orientaciones previstas Manual de actuación de los cuerpos de policía para
garantizar el orden público, la paz social y la convivencia ciudadana en reuniones públicas
y manifestaciones emanado por el Consejo General de Policía del Ministerio del Poder
Popular de Relaciones Interior y Justicia (2012).

8. Exigimos al Sistema Rector Nacional para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes
la implementación de acciones para prevenir y atender oportunamente cualquier
denuncia relacionada con los NNA, especialmente en el contexto de manifestaciones
públicas, muy particularmente cuando puedan ser víctimas de amenazas o vulneraciones
a sus derechos a la vida y la integridad personal, o cuando sean víctimas de delitos
tipificados en la LOPNNA, tales como “falta de notificación de la detención” (Art. 269),
“tortura” (Art. 254), privación ilegítima de la libertad” (Art. 268). Asimismo, el desarrollo
de programas especializados, oportunos e idóneos que garantice atención y tratamiento
psicológico a los niños, niñas y adolescentes que han sido víctimas indirectas de la
violencia ejercida contra sus padres, madres, representantes o responsables que hayan
resultados muertos o lesionados durante las protestas y manifestaciones.

9. Tomar en serio las propuestas expresadas por NNA sobre la importancia de promover
un Acuerdo Nacional para prevenir y detener todas estas formas de violencia. Es
impostergable favorecer este acuerdo para reconocernos como ciudadanos capaces de
sostener la convivencia basada en el respeto a los derechos humanos de todas las
personas, cumpliendo con obras y realizaciones lo que hemos aprobado en el texto de la
Constitución Nacional.

Organizaciones que suscriben el presente comunicado:
1. Cecodap
2. Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Católica Andrés Bello.
3. Fundación Luz y Vida
4. Asociación Muchachos de la Calle
5. Cátedra de la Paz y Derechos Humanos Monseñor “Oscar A Romero” de la Universidad
de los Andes del Estado Mérida

6. Instituto de Psicología. Universidad Central de Venezuela
7. Federación de Instituciones Privadas de Atención al Niño, el Joven y la Familia (FIPAN)
8. Proadopción
9. INVEDIN
10. Asociación Civil VIVIR.
11. Asociación Venezolana de Justicia Social (AVEJUS)
12. Área de Educación para la Paz de Fe y Alegría
13. ACCSI Acción Ciudadana Contra el Sida
14. Fundación Asperger de Venezuela (FUNDASPERVEN)
15. La Rana Encantada
16. El Banco del Libro
17. Cocina Segura
18. Secretos del taller de Omira. Estado Carabobo
19. Observatorio Venezolano de Violencia Escolar
20. Agrupación CONVENEZUELA
21. Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes “Beto Morales” – Petare
22. PROINFA
23. Asociación Civil Sobrevivir.
24. Mis chiquiticos.com
25. Caprevie.
26. Fundación Nairam.
27. Defensora de Niños Niñas y Adolescentes del Municipio Chacao N° CH01-05.
28. Defensor de Niños, Niñas y Adolescentes del Municipio Chacao N° CH01-11.
29. Defensor de Niños, Niñas y Adolescentes del Municipio Chacao N° CH02-11.
30. Defensor de Niños, Niñas y Adolescentes del Municipio Chacao N° CH12-10.
31. Defensora de Niños, Niñas y Adolescentes del Municipio Chacao N° CH04-13.
32. Defensor de Niños, Niñas y Adolescentes del Municipio Sucre N° 131.

El comunicado queda abierto a nuevas adhesiones
(reddhnna.venezuela@gmail.com)