Posted on 19 Mar in Destacado

Lic. Ana María Cogollos.- Todos los 21 de marzo celebramos el día del Síndrome de Down, pero en esta oportunidad no vamos a conversar del porque de su celebración, sino más bien lo que significa conocer y compartir con estas personas que están llenas de sorpresas maravillosas, cada día descubres en ellos habilidades inimaginables, son capaces de demostrar que el amor y el cariño que dan es puro y sincero. Aunque muchas veces puedan fallar, siempre estarán dispuestos a intentarlo mil veces más.

 

No es lo mismo saber que existen, que los veas en la calle o te echen el cuento por radio, televisión o que a través de Facebook admires una carita de ojos achinados y de bella sonrisa, que convivir diariamente con estas personas; es por ello que te invitamos a conocer el maravilloso mundo del Síndrome de Down, con todas sus cualidades y diferencias, lo cual no los hace ni más ni menos de quienes nos consideramos personas “normales”.

 

Muchas veces no entendemos su lenguaje, pero les aseguro que esto no se convierte en obstáculo para ayudarlos a comprender, sólo nos queda abrir nuestros brazos para apoyarlos, enseñarlos, guiarlos y hacerlos sentir parte de nuestras vidas, y lo más importante tratarlos como seres iguales con las diferencias propias de cada persona.